Cómo hacer el equipaje

IMG_20180908_083046_031.jpg

Quería abordar este tema aunque cierto es que la cantidad de equipaje a llevar y la forma de hacer la maleta es muy personal. Por supuesto también es diferente hacerla para un fin de semana que para un viaje largo.

Me referiré aquí al tema de viaje largo puesto que siempre hay más cantidad de cosas a llevar.

Observando a compañeros en mis viajes me doy cuenta que, en general, se viaja con más equipaje del que nos hace falta y a veces no distribuimos correctamente el contenido.

En el último viaje organizado que he realizado, cuando cambiábamos de ciudad y, por tanto, de alojamiento, si nos venían a recoger a las 8h, había personas que reconocían haberse levantado a las 5h para hacer la maleta, desayunar y vestirse. ¡Con lo valioso que es para mí el tiempo de dormir! Además de que, si vas cambiando de ciudad cada dos o tres días, le estás dedicando demasiado. Yo no estoy dispuesta a madrugar y sacrificar un tiempo precioso de descanso.

Cuando voy a hacer un viaje, siempre hago una lista con lo que tengo que llevar: anoto en una cara de papel lo obligatorio para ese viaje, lo imprescindible y, en otra, el tipo de ropa y calzado que necesito. Y luego voy tachando conforme lo he metido.

Empiezo la maleta como tres días antes de la partida porque así me da tiempo a ser consciente de si me faltan cosas o, si por el contrario, voy a cargar con más de lo necesario. Desde luego, una plancha de viaje para mí sería impensable en un tipo de viaje así. Diferente es ir a una boda un fin de semana. Hay que razonar cucuán esa plancha es importante llevarla y cuándo no. Para un viaje largo al extranjero no lo es y, si nos lo parece, seguramente lo mejor será que cambiemos el tipo de ropa que pensábamos llevar.

Voy a explicar cómo hago el equipaje para viajar en avión y qué me ha hecho llevar a hacerlo así.

Mi marido y yo viajamos con dos maletas que facturamos, y una mochila como equipaje de mano cada uno.

Al principio hacía una maleta con la ropa, y otra con bolsas de aseo, botiquín y calzado. Me era muy práctico que la ropa fuera aparte y la mantenía menos arrugada o esa era mi impresión. Pero, a raíz de que nos extraviasen una maleta que nos llegó días más tarde a destino, cambié la manera de hacerlo.

Sigo llevando dos maletas pero las organizo de la siguiente forma: los neceseres de él y mío separados, uno en cada una pero cepillo de dientes para cada uno en los dos; calzado repartido de los dos, lo mismo con la ropa interior y el tema botiquín. Todo esto lo coloco en el fondo de cada maleta. En cuanto a la ropa, hago cuatro bloques, dos de cada uno más o menos uniformes de tal forma que, si nos pierden una maleta, sé que cualquiera de los dos va a  tener pantalones y camisetas/polos para ponerse. Una vez hechos los cuatro bloques, pongo un bloque de ropa de él por ejemplo en el lado derecho encima de todo lo que he indicado antes, y en el otro lado, por ejemplo el izquierdo, un bloque con mi ropa. Y hago lo mismo en la otra maleta.

Las pesamos siempre para saber si nos estamos pasando o llevamos un equipaje razonable. Intento también llevar ropa que no pese mucho. Los vaqueros trato de evitarlos a no ser que sea un viaje en otoño/invierno. Mi consejo sería que cada maleta pesara no más de 16 kgs antes de salir de casa. Nunca se sabe qué te va a apetecer adquirir por el camino. No salimos con el equipaje al límite del peso permitido.

Distribuida la ropa así no se aplasta y, cuando llego a un alojamiento, simplemente tengo que meter la mano hasta la prenda de abajo que intento que no sea la más blanda, es decir, pongo los pantalones abajo y las camisetas/polos/pañuelos etc arriba. Agarro el bloque de ropa en cuestión y tal cual lo coloco en una estantería. Y, el día que me voy, de la misma manera lo recojo. No suelo llevar ropa que se arrugue para no tener que colgar en perchas más que lo indispensable. Así evito tener que doblar de nuevo al irme.

Los neceseres los llevo al cuarto de baño y los zapatos los dejo en la maleta en sus fundas. Si necesito usarlos, bien pero si no, todo ese fondo de maleta de ropa interior (que la llevo también en bolsa aparte para tenerla localizada en la maleta), calzado, bolsas de aseo, botiquín, se queda sin sacar. Lo que voy necesitando lo uso y lo vuelvo a dejar en su lugar de la maleta.

De esta forma, el día de la salida, meto los neceseres y cojo cada bloque de ropa plegado de la estantería del armario donde lo dejé. Así consigo que, preparar la maleta cada día de cambio de hotel, me lleve no más de diez minutos.

Conforme va avanzando el trayecto y tengo más llena la bolsa de ropa sucia, la coloco encima de lo pesado de la maleta pero siempre debajo de la ropa limpia. O incluso, al final del viaje, coloco la ropa limpia en una maleta y la sucia en la otra.

Debo hacer un inciso llegados al punto de la ropa sucia. Nosotros intentamos lavar siempre que podemos en mitad del recorrido en alguna lavandería. ¿Por qué? Porque, aparte de volver a tenerlo todo limpio, nos permite viajar con la mitad de ropa. En cuanto a la ropa interior, hay un truco muy práctico que es guardar durante el año esas mudas que se van quedando viejas y que ya querríamos tirar, y llevarla a estos viajes. Cada día, cuando te duches y cambies de muda, tiras la vieja. Así cada vez tienes más espacio en la maleta y no transportas tanta ropa sucia. Cada vez conozco más personas que lo hacen.

En cuanto al equipaje de mano, nosotros preferimos llevar una mochila cada uno. Dentro por si acaso: una muda, una camiseta, un kit dental e incluso, dependiendo donde sea el viaje, un traje de baño y unas chanclas. Las gafas de sol y/o de ver también en la mochila, la guía de viaje, la documentación por supuesto, dinero, tarjetas, etc, almohada para el avión… En cuanto a si trolley o mochila de cabina cuando se viaja en avión, nosotros nos decantamos por mochila por ir a la espalda y tener las manos libres para poder llevar la maleta cómodamente. Muchas veces he visto viajeros caminando con una maleta grande para facturar y una trolley pequeña para cabina y luego no tienen una mano libre porque necesitan una para cada maleta. Eso sí, cuando no facturamos equipaje, también preferimos las trolley.

IMG_20180630_000006_969.jpg

Para distinguirlas les ponemos unas cintas de colores que las rodean, aunque últimamente hemos adquirido unas fundas que cubren la maleta por completo. Así se ven en cuanto salen y, por otro lado, se pueden lavar aparte y protege la maleta de la suciedad de ir de un sitio a otro por los aeropuertos.

Espero vuestros comentarios y sugerencias. Seguro que tenéis trucos propios que pueden servirnos a todos. Ojalá mis consejos os sirvan de ayuda. Gracias.

4 comentarios en “Cómo hacer el equipaje”

  1. Me parecen muy útiles los consejos sobre cómo repartir las maletas, así como el truco de las mudas. Yo reparto gel, champú y crema suavizante en los botes q gasto del tinte para el pelo, caben unos 75-100 ml y poseen una abertura con tapón de rosca, así se facilita la dosis y también el transportarlos sin q se derrame. Ocupa menos espacio q los botes normales y tienes suficiente incluso para dos semanas de viaje

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s