Archivo de la categoría: Reflexiones

AEROPUERTOS

Ay sí, ese mundo. Cuando llegas a él para iniciar un viaje de placer, tu cuerpo vibra de la emoción, te sientes cosmopolita, observas a los demás leyendo sus destinos en los paneles y buscas tu mostrador de facturación. Hasta aquí todo es maravilloso, además te quitas un peso de encima (maletas) y puedes moverte más ligero. Eso sí, a rezar secretamente para que llegue todo correctamente a destino. Si tienes que enlazar más de un vuelo, rezas con más fervor aún.
Y te diriges hacia el control de pasaportes y al arco de seguridad. Contienes la respiración para que no pite y tengan que escudriñarte como si llevaras algo ilegal.
Una vez eres “libre”, ya puedes pasear tranquilamente y distraerte en las tiendas libres de impuestos y tomarte algo tres veces más caro que antes de entrar.
Buscas tu “gate” (puerta de embarque) deseando que todo vaya según lo previsto y el embarque y el despegue sean en hora.
El último vuelo que tomamos el año pasado salió con dos horas de retraso porque había un fallo eléctrico en el avión. Imaginad lo que te tranquiliza esto cuando lo oyes por los altavoces. ¿Será seguro ir con este avión aunque lo resuelvan? ¿Lograré abstraerme durante todo el vuelo de que había un problema antes de salir?
Hace muchos años, en un vuelo de Cuba a España, un pasajero que no quería subir el equipaje de mano a los porta equipajes de cabina y le llamaron la atención, no se le ocurrió otra cosa que decir “o me dejan en paz o exploto el avión”. Para qué más. Subió la policía y lo bajaron del avión. Menudo listo.
Alguna anécdota más tengo por ahí pero quizás son estas las más llamativas.
En el tema de equipajes también tengo varias experiencias. La peor fue en el viaje de ida a la India. Nuestros equipajes quedaron en el enlace de Londres y tardaron 4 días en llegar. Entonces hacía una maleta con ropa y otra con zapatos y neceseres. La que se quedó allá fue la de ropa. Una faena porque, en las tiendecillas alrededor del hotel, solo vendían saris para mujeres. Estuve cuatro noches durmiendo con el albornoz de la habitación y llevando por el día la ropa con la que vine. Menos mal que la ropa interior sí la había repartido entre las dos maletas.
Al tercer día encontré una camiseta con un elefante bordado en una tienda de souvenirs. Al cuarto día, después de haber cambiado ya de ciudad, llegó la maleta al hotel. Y aquí viene mi protesta: no estaba todo. Debieron abrirla donde fuera y se debieron quedar con lo que les gustó. Y digo lo que les gustó porque también era lo que más nos gustaba a nosotros. Me sentí indefensa. ¿A quién protestas? ¿Al aeropuerto de salida, al de enlace o al de destino? Y ¿cómo demuestras que llevabas dentro todo lo que dices llevar?
La rabia se te apodera y solo tienes derecho a la pataleta. No vas a estar anotando y haciendo fotos de todo lo que introduces en el equipaje.
Si te van a abrir la maleta, deberías tener derecho a estar delante.
También nos ha pasado que han llegado las maletas con diferente candado del que les pusimos. Misma combinación sí, pero distinto candado. ¿Les gustaba más el nuestro? ¿Se lo quedaron de recuerdo?
No sé si alguien sabe de estos temas pero le agradecería algún consejo. Te sientes a merced del azar, en tierra de nadie.

Viajar en avión

Ahora que se van acercando las fechas de vacaciones e incluso muchos ya están haciendo escapadas en avión, quería preguntaros si sois miedosos o le tenéis respeto a este medio de transporte.
He de confesar que, aunque hasta hace unos tres años nunca había tenido miedo ni pensado en todas las cosas que pueden pasar, ahora le voy teniendo cada vez más recelo al avión.
Sé que es el medio de transporte más seguro y que los accidentes son contados, pero son tan espantosos, que no se me va de la cabeza. Trato de quitarle hierro pensando en otras cosas, supongo que cada uno tenemos nuestros mecanismos para no entrar en pánico. De hecho soy consciente de que es más peligroso el coche y, cuando lo cojo, no ando pensando todo el tiempo en lo que me pueda pasar. Menos mal, porque lo utilizo todos los días.
Sigo viajando en ellos porque mi espíritu aventurero tira más de mí que el miedo, pero no estoy cómoda y trato de pensar más en el destino, leer un libro e incluso relajarme respirando despacio y profundamente para no llegar al extremo de tener que renunciar a viajar lejos por este motivo.
Uno de mis trucos para no agobiarme tanto está el de viajar de noche si se puede elegir. Así, me tomo una pastilla que me ayude a estar más tranquila e inducirme al sueño. Es incómodo dormir en el avión y más en clase turista, pero si lo consigues, todas esas horas las pasas sin enterarte y, cuando despiertas, a veces queda poquísimo para aterrizar.
Otro truco que me ayuda es elegir siempre pasillo. En esto no tengo problema porque, la mayor parte de los viajeros prefieren ventanilla, y estos asientos no suelen tener tanta demanda. Estar en el pasillo me permite levantarme cuando quiero a estirar las piernas, ir al aseo, etc sin tener que molestar a nadie.
Además, una vez se toma tierra, te puedes poner de pie completamente lo que me evita sentir claustrofobia y se suele salir más rápido del avión. También es más fácil acceder al equipaje de mano. Siento más libertad de movimiento viajando en un siento de pasillo aunque me pierda el paisaje que se pueda ver por la ventanilla.
Qué prefieres tú?

 

Fitur

Todos los años, en el mes de enero, se celebra en Madrid la Feria Internacional del Turismo en Ifema.

Después de muchos años queriendo ir, este hemos podido hacerlo y nos ha parecido muy interesante.

Fitur

Días antes de ir, nos enteramos de que “minube” organiza cada año una Quedada de Viajeros y puedes conseguir a través de ellos una entrada a la feria. Eso hicimos y allí que nos presentamos. La verdad que el encuentro prometía. Había que estar a las 12h y el espacio es reducido para tantas personas. Os copiamos el enlace:

Minube

El único “pero” que le ponemos es que, si empezaba a las 12h, a las 13h todavía no habían terminado de hacer publicidad los que lo patrocinaban. Creo que ahí cometieron un error. Hubiera sido mejor empezar con el speech de cada bloguero y, en medio de uno y otro, publicitar. Por este motivo, la gente empezó a irse y el evento desmereció un poco. En el enlace podréis informaros de quiénes venían.

2019-01-26 13.25.48.jpg

Al salir de allí nos organizamos para visitar todos los pabellones. Ya sabéis nuestro entusiasmo con Asia, así que decidimos empezar por ahí. Había mucha gente y teníamos que organizarnos. En los pasillos laterales había stands de agencias de viajes y en el centro los stands de los países. Ciertamente puedes conseguir mucha información, no tanto como una guía de las que puedes comprar en librerías, pero casi. Fuimos a los que teníamos en mente: Japón, Myanmar, Vietnam, Camboya, Tailandia, Filipinas, Malasia. Y recopilamos mapas de todos ellos y ciudades además de guías en español. Estuvimos hablando con personas de cada uno de ellos. Advertir también que en algunos no hablaban español y había que informarse en inglés. No obstante, cuando llevas intención de viajar a Asia por tu cuenta, es indispensable hablarlo de manera más o menos decente.

Importante resultó recopilar tarjetas de visita de personas que viven allí y se ofrecían a ponernos en contacto con ellos si visitamos el país donde residen para que nos orienten de la mejor manera de organizarnos y de conseguir guías locales de habla hispana.

Había mucho ambiente, incluso demasiado en determinados momentos en que tocaban música con instrumentos de percusión, bailaban, cantaban, y ello dificultaba la conversación en los stands. Creo que deberían limitar las actuaciones al exterior pero no fue así. Había momentos de excesivo guirigay.

Quizás India era el país que más presencia tenía en el pabellón.

De este pabellón pasamos al de África. Aquí tratamos de encontrar información suficiente de países en los que se pueden realizar safaris de diferentes maneras: en grupo y durmiendo en hoteles, con final en playa para descansar o, de manera alternativa, durmiendo en tiendas de campaña para sentir África de forma más auténtica. Hay opciones de visitar un país o de hacer combinaciones de dos o tres para seguir las migraciones de los animales. También nos informamos sobre la mejor época para viajar a uno u otro.

El stand de Túnez considero que llamaba mucho la atención.

De allí pasamos al pabellón de Europa. Nos encantaron las enormes fotos de castillos de Irlanda y Escocia.

En mi caso, Europa la conozco mucho y sólo dimos una vuelta sin recopilar tanta información como de destinos lejanos. No obstante, nos hicimos con mapas y alguna guía de Croacia y Polonia. Tengo muchas ganas de visitar Dinamarca, profundizar en Alemania, Yugoslavia, Irlanda… pero son países que me resulta más sencillo moverme y, si no en todos, en casi todos, puedes apuntarte a un free tour y te sitúas enseguida. Además es más fácil que vayas con datos en el móvil y moverte como pez en el agua. Bien es cierto que ahora se pueden comprar tarjetas para el móvil en cualquier parte del mundo. Además hay oficinas de turismo por todo el continente. Europa siempre me ha gustado recorrerla en coche, a veces alquilándolo en destino y, otras muchas, yendo desde España con el mío. Todo depende de los días que se disponga para viajar y las ganas de conducir.

Portugal, Italia y Turquía eran los stands más vistosos.

De este pabellón pasamos al de Oriente Próximo donde se exponían las opciones de la Ruta de la Seda y países árabes. Irán, Egipto y Jordania tenían los expositores más espectaculares.

2019-01-26 14.35.24.jpg

De allí al pabellón de América. Preciosos los stands de República Dominicana que era este año el país SocioFitur, Costa Rica, Colombia, Perú, Argentina, Chile, México, Guatemala…

Daba gusto pasear por allí. Recopilamos información sobre todo de Perú que es un destino que tenemos en mente desde hace un tiempo y estamos dudando si hacerlo por libre. Una pena que Chile estuviera tan masificado porque nos quedamos sin la información de allí y de Isla de Pascua que hace tanto tiempo que quiero visitar.

También nos hicimos con información de Estados Unidos y Canadá.

Después de hacer un alto en el camino para comer algo, nos dirigimos a los pabellones de España. Primero Andalucía que tenía el stand más grande a nivel nacional. Aprovechamos para hacernos con los planos de las ciudades que siempre nos gusta tener aunque podamos utilizar el móvil. Soy muy de utilizar el rotulador fosforito para marcar señales en ellos.

2019-01-26 15.37.33.jpg

Probamos un arroz en la zona de la Comunidad Valenciana, recopilamos información de Galicia, nos movimos por los pabellones de todas la Comunidades incluida la nuestra: Aragón. Y también aquí aprovechamos para hacernos con mapas de la región, de las provincias y sobre todo de rutas senderistas y de BTT. Nos encanta recorrer Aragón en fines de semana, hacer escapadas y disfrutar. Tenemos una tierra muy variada de norte a sur. En dos semanas y media se celebra el fin de semana medieval de Teruel: Las Bodas de Isabel de Segura, y ya tenemos el programa:

Programa Bodas de Isabel de Segura en Teruel 2019

Bien curioso nos resultó el programa marciano que se va a realizar en Cantabria donde van a recrear la vida en Marte con un grupo de personas seleccionadas para ello. Os copiamos el enlace por si alguno está interesado:

Astroland

whatsapp-image-2019-01-25-at-12.17.33-1-700x933
Foto de ElFaradio

Como conclusión os diremos que Fitur nos ha ampliado el horizonte de destinos. Barajábamos varios para las vacaciones y ahora que tenemos más opciones va a ser más complicado elegir, lo cual nos entusiasma. Probablemente nos decantemos por un destino que nos permita viajar por libre y ello condicionará nuestra elección, pero el mundo es grande y tenemos que conocerlo al máximo en la medida de nuestras posibilidades.

¡No dejéis de ir a Fitur si tenéis oportunidad!