VIAJAR TENIENDO UNA ENFERMEDAD CRÓNICA

Es mi caso, como el de otras tantas personas, no me planteo dejar de viajar por este motivo pero sí mantener una serie de precauciones.

Tengo una enfermedad crónica. Mi intestino sangra y tengo que tomar medicinas todos los días. Habitualmente puedo hacer vida normal pero, cuando tengo un brote, me condiciona y mucho. Tanto el sangrado como el dolor y la debilidad que me provoca hacen que tenga que guardar reposo y cuidarme.

Tengo que tenerlo muy en cuenta a la hora de viajar, evitar cierto tipo de comidas y no puedo permitirme el lujo de que me pierdan una maleta en la que lleve medicación. Es por ello que la llevo repartida en el equipaje. Todo lo que se pueda por supuesto va en la mochila de mano. Me refiero a las pastillas pero todo lo que es líquido tiene restricciones.

Os recomiendo llevar un Certificado Médico sellado por vuestro especialista. Tiene que estar escrito en inglés. En internet hay modelos dependiendo de la enfermedad que padezca cada uno. Podéis rellenarlo y llevarlo a vuestro médico para que lo firme y lo selle.

Modelo de certificado médico

Civitatis

Siempre viajo con botiquín, es más, debería escribirlo en plural porque llevo uno en cada maleta.

Además, como no puedo tomar según qué medicamentos, tengo que llevar los alternativos a ellos que yo pueda tomar. Como ejemplo, no puedo tomar antiinflamatorios o ácido acetil salicílico. Tengo que llevar medicinas que sé que puedo tomar en caso de que me pase algo. Por tanto llevo los antibióticos que puedo tomar, nolotil en vez de voltarén, paracetamol en vez de aspirina o ibuprofeno.

También llevo povidona yodada (betadine), venda, gasas, esparadrapo, tiritas, protectores gástricos, pausedal, antihistamínicos, vitamina B1 B6 B12, zaldiar, relajante muscular, pastillas para la malaria en los países donde Sanidad lo recomiende, pastillas de melatonina para los vuelos. Me cuesta dormir en medios de transporte y echo mano de este remedio para poder descansar en un vuelo nocturno. Además me ayuda a regular el sueño y combatir el jet-lag.

Llevo pomadas para dolores musculares o por si te das un golpe, pomada para el herpes, para irritaciones. Un buen consejo que me dieron y lo voy a incluir en el siguiente viaje es el Aceite de Árbol de Té porque tiene multitud de usos y propiedades.

Aceite de árbol de té

Tampoco me olvido de los repelentes de mosquitos, pomada para aliviar las picaduras, crema de protección solar, crema hidratante y after-sun.

Puede que sean demasiadas cosas pero todo se puede llevar en botes pequeños para que no ocupen tanto espacio. Y para poder llevarlos en el equipaje de mano dentro de las bolsas transparentes para que las vean al pasar el control.

Otra de las cosas que considero útil son los sobres de suero para mezclar con agua si tienes alguna afección gastrointestinal.

¿Y tú? ¿qué llevas en tu botiquín? ¿tienes alguna enfermedad que condicione tus viajes?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario