El vuelo a ninguna parte

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

¿Te imaginas dar una vuelta por los sitios más emblemáticos de un país desde un avión?

¿Pagarías 500€ por ello?

Pues en Australia lo han hecho, es más, ¡vendieron todos los billetes en 10 minutos!

La noticia nos sorprendía hace unos días, Qantas ofrecía 130 plazas con origen y destino en Sidney para sobrevolar el monolito rojo de Uluru, las islas Whitsunday y la Gran Barrera de Coral, entre otros atractivos, en un Boeing 787 Dreamliner durante 7 horas sin escalas, en el que, por supuesto, no hace falta equipaje. Con el cierre de fronteras las aerolíneas se están reinventando para intentar sobrevivir en esta crisis que nos azota. Esta experiencia satisface una parte emocionante del viaje, sobre todo a aquellos que extrañamos viajar.

El vuelo, previsto para el 10 de octubre, se ha denominado ‘Great Southern Land’ y Qantas ha comunicado que intentará volar tan bajo como 4.000 pies para que los pasajeros puedan ver de ‘cerca’ estos iconos turísticos. Eso sí, desde esa altura será difícil apreciar a los simpáticos canguros. El coste de los billetes más económicos era de 486€ y de 2.341€ en business, con el aliciente de contar con el menú del reputado chef australiano Neil Perry.

Civitatis

Qantas también ha decidido retomar, a partir de noviembre, los vuelos panorámicos sobre la Antártida, de 12 horas de duración, con la intención de frenar los efectos económicos de la pandemia.

Y esta iniciativa no es exclusiva de Qantas, otras aerolíneas han realizado experiencias similares. La taiwanesa EVA organizó un vuelo en julio por el día del padre para sobrevolar al norte las islas Ryukyu (Japón) y dirigirse después hacia el sur a lo largo de la costa. Los pasajeros también pudieron degustar una comida preparada por un chef con estrella michelín y recuerdos de Hello Kitty!

Los japoneses no iban a ser menos, la aerolínea ANA organizó en agosto un vuelo con temática hawaiana de 90 minutos, “Flying Honu”, con origen y destino en el aeropuerto de Narita. La compañía sorteó las 334 plazas disponibles y recibió más de 50.000 peticiones para el vuelo especial. El personal de tierra vistió camisetas de temática hawaiana y los afortunados pasajeros disfrutaron de bebidas exclusivas, opciones de entretenimiento y obsequios. Debido a la popularidad alcanzada la aerolínea va a repetir la experiencia con un segundo vuelo.

Estamos todavía lejos de los primeros vuelos comerciales a la Luna que, si no hay contratiempos, comenzarán en 2023 de la mano de Elon Musk con su cohete Starship. Pero hasta que esas expediciones se hagan realidad y sean asequibles para el común de los mortales, necesitamos conformarnos con seguir dando vueltas a este planeta azul maravilloso que nos acoge.

Nosotros estamos divididos. Eva, mi mujer, opina que han sabido reinventarse y encontrar un nicho de mercado en este año tan complicado. Lo que necesitan las compañías aéreas es vender vuelos para seguir subsistiendo y cree que esta opción es bien original y que a ella no le importaría realizar una excursión así. Por mi parte pienso que esto puede contentar al que se conforma, desde la comodidad de su sofá, con un documental de viajes. Pero no es ni de lejos una experiencia de inmersión en una cultura diferente, no llegas a sentir que realmente has estado allí. Y si tocamos el tema de la huella de carbono, estos vuelos no tendrían ningún sentido. ¿Y vosotros qué opináis? Podéis dejarnos vuestros comentarios y estaremos encantados de contestaros.

2 comentarios

  1. Pienso que los dos tenéis razón, tenemos un planeta precioso y verlo desde el aire es una perspectiva diferente, y además este vuelo, sin destino final, corresponde al ansia no satisfecha este año, de salir de la rutina. Por otro lado, contaminar el medio ambiente sin objetivo es criticable , tal como lo vemos hoy día. Pero también hay que contar las pérdidas económicas y de empleos que se derivan de mantener los aviones en tierra. En fin, todo muy opinable en las circunstancias que ahora vivimos.

    1. Hay muchas personas que no les gusta viajar y encontrarán aquí una oportunidad de ver países sin mezclarse. Son personas que no buscan experiencias personales, culturales o gastronómicas. Pero disfrutan viendo otros lugares.
      ¡Muchas gracias por tu comentario y por seguirnos en el blog!

Deja un comentario