Pienso, luego viajo
Wat Arun. Bangkok

Bangkok en cuatro dias

Bangkok es brillante, ruidosa, multitudinaria, caótica, llena de tráfico y te atrapa nada más llegar a Tailandia. Si llegas de noche como nosotros te parecerá que te engulle. Después de dos vuelos de 7h cada uno, cansados y con ganas de una ducha, tras unos 40 minutos en el metro que une el aeropuerto con la estación de Phaya Thai, un tráfico ensordecedor con luces de colores no nos dejaba pensar ni hacia qué sentido había que coger un transporte para llegar al hotel.

Leer más
Meteora

Meteora. Dos días colgados del cielo

Resulta extremadamente difícil describir con palabras las sensaciones y sentimientos que nos invadieron durante nuestra corta visita a este lugar tan icónico. Monasterios suspendidos en el cielo, nubes de algodón que circundan cada elevación, calma conmovedora que lo inunda todo a pesar de los rebaños de turistas incesantes. Un destino abrumador y fascinante del que da mucha pena marcharse y que deja una huella imborrable en nuestra memoria.

Leer más
Atenas

Atenas en 3 dias

Era mi segunda vez en este país y me hizo dudar antes de decantarnos por él. Repetir lugares no es el primer plan para mí mientras me queden otros por visitar, pero reconozco que Grecia me ha enamorado de nuevo. La capital está en un estado decadente y te transporta a épocas pasadas. Visitarla te abre los ojos al mundo antiguo y te preguntas cómo fueron capaces de construir semejante civilización.

Leer más