Tras los pasos de Tintín. Bruselas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,75 de 5)
Cargando...

El año nuevo viene con viajes y proyectos nuevos. Que nadie nos quite ese espíritu aventurero.

Planeando una futura escapada a Bruselas se nos ha ocurrido hacer esta mini-guía recorriendo la ciudad gracias al mítico personaje de los cómics de Tintín. Reconozco que parte del gusanillo viajero viene de aquellas lecturas infantiles cuando devorábamos los relatos de este valiente aventurero, explorando mundos perdidos, civilizaciones perdidas e incluso la Luna. Aún hoy es una importante influencia para todo el apasionado de las historietas.

Tintín nació en Bélgica hace 91 años de las manos de Georges Remi (Hergé) que, junto con su inseparable mascota Milú, desarrollaron 24 aventuras alrededor del mundo. Más de 250 millones de ejemplares vendidos y traducidos a 50 idiomas diferentes dan valor a este icono del siglo XX.

Si hay una ciudad que se rinde a los pies del genial reportero pelirrojo, esa es Bruselas. Sede de la Unión Europea pero también es una ciudad ecléctica, mezclando edificios del siglo XV con gigantes de vidrio y acero, del comic al chocolate, de lo vintage al diseño siglo XXI, siempre fascinante. Hemos preparado un mapa con los puntos más interesantes del recorrido, podeis ampliarlo haciendo click en ampliar mapa, arriba a la derecha.

Nuestro recorrido empieza en el barrio de Tintín, en el número 26 de la rue Terre-Neuve, donde vivía la abuela de Hergé. Aunque por Las 7 bolas de cristal sabemos que el hogar del joven era el número 26 de la rue du Labrador, esta ubicación no existe. Muy cerca de allí está la place du jeu de Balle en el barrio de Les Marolles, donde Tintín compra una maqueta del unicornio, un antiguo galeón, en un mercadillo y que regalará al capitán Haddock en El secreto del Unicornio. -<Spoiler>- Esa maqueta está relacionada con un tesoro secreto de valor incalculable.

Civitatis

Acercándonos a la Grand Place (Patrimonio de la Humanidad de la Unesco) por la rue de L’Étuve, después del Manneken-Pis, nos encontramos con el mural en el que Tintín, el Capitán y Milú bajan por una escalera, una escena de El asunto Tornasol.

Tras degustar alguna cerveza en alguna de las terrazas en la imponente Grand Place, encontraremos la tienda oficial de Tintín en la rue de la Colline 13, con un gran dragón pintado en el suelo de El Loto Azul.

Continuando nuestro recorrido tintinero, nos acercamos al Teatro Real de la Monnaie, en la place de la Monnaie, que inspira al que aparece en Las 7 bolas de cristal. Muy cerquita, el hotel Metropole, en la place de Brouckère, nos recordará al hotel Palace del mismo álbum.

En las primeras páginas de El cetro de Ottokar vemos a Tintín paseando por el Parc Royal, enfrente se encuentra el Palacio Real, en el que está inspirado el del rey de Sildavia. A 5 minutos del parque, en place du Sablon, encontraremos una estatua a tamaño real de Tintín y Milú junto a una tienda de cómics. A escasos pasos, en la rue des Sables 20, tenemos la visita obligada al Centro Belga del Cómic, donde se mezclan las dos especialidades de la ciudad, el Art Noveau y el cómic.

Al regreso de En el país de los Soviets, la ciudad entera recibe a Tintín en la estación copia de la Gare du Midi, aunque en la actualidad ha sufrido transformaciones y se le recuerda con un mural inspirado en una viñeta de Tintín en América. A 5 minutos caminando, en la Avenue Paul-Henri Spaak 7, encontramos el edificio Tintín, sede de Éditions Lombard. Desde la azotea nos saludan las cabezas gigantes de Tintín y Milú.

Al final de la línea 1 del metro, en la estación de Stockel, hay dos bajorrelieves de 135 metros de largo, como si de una tira continua de cómic se tratara, con más de 140 personajes de diferentes aventuras. También en el interior de la estación de tren Bruselas – Luxemburgo un monumental fresco da la bienvenida a los visitantes.

En el barrio de Etterbeek, en rue Philippe Baucq 33 una placa recuerda que allí nació Hergé, no se puede visitar. También es posible acercarse a la casa del profesor Bergamota, pero sin posibilidad de visita, en la avenue Delleur 6, quien juega un papel importante en Las 7 bolas de cristal.

Otra visita fundamental es la del Museo del Cincuentenario (Parc du Cinquantenaire). Allí se puede contemplar la momia de Raspar Capac, también en Las 7 bolas de cristal, y el fetiche arumbaya robado de La oreja rota. Las visitas de Hergé al museo sirvieron de inspiración para infinidad de aventuras. Se puede visitar gratis el primer miércoles de cada mes a partir de las 13H.

Algo más lejos del centro, en Tervuren (Leuvensesteenweg 13), se encuentra el Museo Real de África Central de dónde sacó ideas sobre todo para Tintín en el Congo.

La joya de la corona del universo Tintín es el Museo Hergé situado en Rue du Labrador 26 (Louvain-la-Neuve). Para llegar se puede adquirir un billete combinado de tren + entrada al museo, puedes comprarlo aquí por unos 12€ y se tarda unos 30 minutos. Adentrarte en este edificio tan original es como pasearse por las viñetas de las aventuras de Tintín. Hay cientos de objetos procedentes de todo el mundo como una reconstrucción a tamaño real del célebre submarino-tiburón inspirado en El tesoro de Rackham el Rojo.

Extras

Al Sur de Bruselas, a 20 minutos en la línea 4 del metro, se encuentra Uccle, una ciudad dormitorio, donde se puede visitar el observatorio astronómico Real de Bélgica, reproducido en La Estrella Misteriosa. El centro cultural de Uccle, rue Rouge 47, es el hogar de una estatua de tamaño natural de Tintín y Milú. También en el cementerio de la ciudad reposan los restos de Hergé.

En Civitatis teneis la posibilidad de realizar el Tour de los comics, haciendo click en el siguiente enlace:

¿Te apetece leer o regalar las 24 aventuras de Tintín? Las puedes comprar aquí. ¡Déjate contagiar por el virus viajero!

Deja un comentario