CRETA 6 días en coche

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

[Actualizado: 25/01/2022 12:30] La más grande de las islas griegas. Sus paisajes son una mezcla entre las islas Baleares y las islas Canarias. Un lugar en el que sentirse a gusto, visitando sus parajes y descansando mientras se disfruta de la gastronomía local.

Cuando planificamos el viaje a Grecia, tuvimos que distribuir los días de la manera más racional posible. Es una lástima no poder estirar más las vacaciones. En todas partes leíamos que había que dedicarle una semana como mínimo pero sólo disponíamos de 6 días. Así que, debido a su forma alargada, dividimos las noches, tres en el oeste y tres en el este.

Creta es la cuna de la civilización minoica que apareció alrededor del año 2000 a.C., antes de que floreciera lo que conocemos como antigua Grecia, y fue el centro cultural y político más importante del mar Egeo. Su Rey fue Minos, por ello el nombre de minoica. Utilizaban la escritura, tenían moneda, eran navegantes y comerciaron con el resto de habitantes de las islas e incluso con Egipto, Chipre y Siria. También se dedicaban a la agricultura y ganadería, a la artesanía, la orfebrería, la cerámica, la música. Como curiosidad, celebraban corridas de toros.

Minotauro de Creta: según la mitología, era un ser con cuerpo de hombre y cabeza de toro concebido, tras un enfrentamiento entre los dioses, por la unión de la reina y un toro de madera. Fue encerrado en el laberinto (situado en el Palacio minoico de Knossos) construido por el arquitecto Dédalo. Como sacrificio se llevaban hombres y mujeres al laberinto donde el minotauro daba con sus vidas.

OESTE

Volamos desde Atenas y entramos por Chania pero nos alojamos a las afueras en la zona de playa, para disfrutar de un ambiente más tranquilo y no tener problemas de aparcamiento ya que alquilamos un coche para recorrer la isla por nuestra cuenta. Los apartamentos Sea Side, situados en primera línea de playa, nos encajaron perfectamente como centro de operaciones. Están en una travesía larga en la que se puede aparcar gratis en la calle, hay hoteles, restaurantes, supermercados y una lavandería que nos vino de perlas para lavar todo a mitad de viaje. Además desde allí se enlaza fácilmente con las carreteras para moverte por el oeste de la isla.

ExactChange
Chania (Canea)

Es una ciudad bulliciosa en la que destaca su puerto veneciano del siglo XIV con un gran ambiente y pequeñas calles peatonales en las que disfrutarás recorriendo sus tiendas de recuerdos, galerías de arte, terrazas, restaurantes y pequeños hoteles. Nos encantó dejarnos llevar por sus callejuelas empedradas y perdernos entre esas preciosas casas con sabor marinero antiguo. Destaca su Faro egipcio y la Mezquita de los Jenízaros que es la construcción otomana más antigua de Grecia.

Gramvousa y Balos

En el noroeste de Creta se encuentra esta maravilla natural. Cuando leímos sobre este lugar, parecía que se podía ir en coche pero a la hora de la verdad hay que ir en barco. Se puede ir en autobús desde Chania o Rethimno pero los barcos salen desde el Puerto de Kissamos. Es una excursión de prácticamente todo el día. Tienen un coste de 25€ por persona (año 2021) con la empresa Cretan Daily Cruises. Parten a las 10:40h, hacen una parada en la Laguna de Balos donde hay tiempo libre para tomar un baño y continúan hacia Gramvousa donde llegan a las 15h. Allí se puede visitar el Castillo Veneciano y darse otro baño. A las 17:45h llegan de nuevo al Puerto de Kissamos. Sin duda un entorno paradisíaco que merece mucho la pena visitar. No es recomendable hacer la excursión los días de mucho viento, pues en la playa no hay lugar donde refugiarse y puede resultar bastante incómodo.

Stavros

Al norte de Chania se encuentra esta bonita y original playa para pasar un día muy agradable y comer en cualquiera de sus chiringuitos. Nada más entrar en la arena hay casetas para que puedas cambiarte de ropa lo que nos resultó muy práctico. Es una playa casi interior sin apenas olas y con una montaña que cierra el círculo y a la que se puede subir para disfrutar de las vistas. Eso sí, con un buen calzado. La famosa escena de la película “Zorba el griego” en la que el personaje de Anthony Quinn baila el Sirtaki fue filmada en esta playa. Creta no es caro y los calamares están para chuparse los dedos, además las raciones son generosas. Recuerdo que comimos en una terraza techada (Koulieres) al son de las chicharras.

Playa Elafonisi

En el suroeste de Creta y similar a Balos por ser una zona protegida. El coche se deja en un aparcamiento de tierra y de allí te adentras en la playa. La arena divide la parte del mar en dos: una más protegida y otra más abierta. Las aguas son turquesas y la arena blanca, podríamos decir que se trata del Caribe griego. Es difícil no encontrársela abarrotada. Hay un montón de sombrillas y tumbonas para alquilar. También se puede aprovechar para practicar snorkel.

Ese día comimos en el trayecto de vuelta en el restaurante familiar “Antonios” (pueblo de Sfinari) en una terraza debajo de una parra. Por las reacciones de los dueños, parecía que hacía tiempo que no veían turistas. Nos agasajaron con un delicioso pescado a la brasa, hummm aún se me hace la boca agua. Muy recomendable.

Civitatis
Playa Falasarna

Al noroeste, debajo de Gramvousa y Balos, se encuentra esta gran playa, una de las mejores de la isla. Tiene aparcamiento y todos los servicios por lo que es perfecta para pasar un rato estupendo o un día de descanso. El único punto negativo es el aire pero es un punto positivo para los amantes del surf.

Aunque los días no nos dieron para más, otras recomendaciones en el oeste de la isla son:

  • Seitan Limania: la playa escondida a 20km de Chania. El acceso estaba roto y era muy peligroso el descenso por un acantilado.
  • Loutro: al suroeste, del que dicen es uno de los pueblos más bonitos de Creta.
  • Samaria Gorge: una ruta de senderismo por el que dicen el cañón más largo de Europa.

ESTE

A mitad de estancia en Creta, cambiamos el oeste por el este y también aprovechamos el día.

Lago Kournas

Aprovechamos el trayecto hacia el este para realizar una parada en este precioso lago de aguas subterráneas y colores turquesa. Está preparado para pasar el día allí, tiene patines (barcas a pedales) para alquilar y varios restaurantes en los que vimos cocinar el cordero a la espalda como en Argentina.

Rethymno

Hicimos una segunda parada en el camino en la que es la tercera ciudad de Creta. Está situada al norte y tiene un casco histórico medieval de estilos turco y veneciano que recorrimos a pie. Dejamos el coche en un aparcamiento cercano a su Fortaleza Veneciana al borde del mar y fuimos hacia la zona del Faro y la Mezquita Neraztes. El lugar más fotografiado de la ciudad es la Fuente Rimondi de 1626 que se encuentra entre sus empedradas calles peatonales y servía como importante suministro de agua en la ciudad.

Heraklion

Es la capital de la isla. El lugar del que salen y entran los ferries. Nosotros no la visitamos pero los puntos de más interés en la ciudad son su fortaleza, su catedral y su museo arqueológico. A 5km de allí se encuentra el Palacio minoico de Knossos donde, según cuenta la leyenda, estaba el laberinto donde estaba preso el Minotauro.

Hersonissos

El lugar que elegimos para alojarnos por las mismas razones que en la zona oeste. Antiguamente era un pueblo de pescadores. Tiene playa y un largo paseo marítimo con tiendecillas y restaurantes. No hay que perderse sus terrazas flotantes encima del agua.

Nos alojamos en el Hotel Kreta Natur. Un remanso de tranquilidad, apartado del centro pero tenía lo que necesitábamos: naturaleza, piscina, cocina en la habitación, aparcamiento. Allí nos sentimos como en casa, los dueños son un encanto y la terraza en alto para desayunar ofrece unas vistas espectaculares. Sin duda volveríamos allí.

Agios Nikolaos

Al este de la isla. Pueblo de pescadores que poco a poco se ha ido convirtiendo en enclave turístico. El centro ha crecido en torno al Lago Voulismeni que conecta con el mar donde se encuentra el puerto. De allí nacen sus callejuelas comerciales. Si tomamos la que sube, llegaremos a un mirador desde el que disfrutar del pueblo, el lago, su puente y el puerto. Nosotros aprovechamos para tomar un refrigerio en una de sus tabernas con vistas al mar y al puerto.

Playa Voulisma

Nos dirigimos hacia el sur para disfrutar de un baño en esta famosa playa. Alquilan sombrillas y tumbonas pero estaba a rebosar y costaba encontrar un hueco para colocar la toalla. Hicimos snorkel y nos relajamos un rato. Aprovechamos para comer en meRaki, a pie de carretera, y probamos las Dolmades, un plato típico griego (hojas de parra rellenas de arroz). Por cierto que nos invitaron a un chupito de Raki (licor de Creta).

Playa Saradari

Nuestro último día completo en Creta decidimos dedicarlo a descansar. Primero en la piscina del hotel y luego preguntamos por alguna playa para hacer snorkel y nos recomendaron esta que no estaba lejos. Se trata más bien de una cala. Alquilan sombrillas y tumbonas (7€ día entero en 2021). Además tienen un servicio de comidas que te traen en una moto así que disfrutamos de un auténtico día de playa sin movernos de allí hasta media tarde.

Como despedida, esa noche cenamos en un restaurante del paseo marítimo: El Greco, a pie de playa, con los pies en la arena disfrutando de un riquísimo guiso de cordero mientras el sol se ocultaba en el horizonte, ¿qué más se puede pedir?

Al día siguiente tomamos un ferry dirección Santorini a la que dedicaremos otra entrada en el blog.

Nos hubiera gustado abarcar más, pero la circulación y las carreteras nos empleaban mucho tiempo y elegimos no ver todo y poder descansar y disfrutar. Si tenemos ocasión, volveremos a Creta porque sin duda es un paraíso y nos sentimos allí como en casa. Tened cuidado conduciendo, habitualmente emplean el arcén para dejar adelantar aunque, cuando no se puede, lo hacen en línea continua. Llegamos a acostumbrarnos a esta forma de circular pero los primeros días estábamos al borde del infarto. Hay mucho radar por lo que hay que estar atento. Como nota curiosa nos llamó la atención el fuerte olor a marihuana que se respira en todo el interior de la isla, no era necesario ni bajar las ventanillas para “colocarte” aunque no llegamos a ver ninguna plantación.

GASTRONOMIA GRIEGA

Es uno de los puntos fuertes del país vayas donde vayas. Es una comida muy natural, con verduras y especiada.

  • Ensalada griega: famosísima, con base de tomate, aceitunas negras, pimiento verde, queso feta y especias.
  • Gyros: bocadillo en pan de pita que rellenan con carne, verduras, patatas fritas, una exquisita bomba calórica. También lo sirven en plato combinado.
  • Dolmades: sabrosas hojas de parra rellenas de arroz.
  • Zucchini: calabacín rebozado, aparece así en inglés en las cartas de los restaurantes.
  • Mousaka: su plato mundialmente conocido, similar a una lasaña pero con capas de berenjena.
  • Fava: me recordaba a las gachas o al hummus pero se hace con habas.
  • Souvlaki: brochetas habitualmente servidas con tzatziki, una salsa de yogur griego, pepino y ajo a la que nos aficionamos estando allí.

Los calamares y los pescados son exquisitos. Todo regado con vino blanco Retsina. No es necesario pedir postre porque, al terminar de comer, suelen servirte rodajas de sandía. Además en muchos restaurantes de comida casera ni siquiera tienen otra cosa. No obstante, son muy ricos los Baklava, esos pastelitos que recuerdan a los turcos que hacen con jarabe de miel y frutos secos.

8 comentarios

    1. Gracias Silvia!! tus comentarios son de gran importancia amiga. Sobre todo viniendo de otra viajera como tú. Un abrazo 🙂

  1. Me ha gustado mucho la descripción que se hace de la isla, de sus antecedentes culturales y , sobre todo, de la amplia relación de playas y muestras gastronómicas . Apetece conocer Creta porque , también se deduce, la amabilidad de la gente de allí. Un acierto.

    1. Muchas gracias por tu aportación y tus consejos. Así ha quedado más completa la información. A ver si os animáis a ir a Creta!

  2. Me ha gustado mucho todo lo que habéis escrito, es muy completo y al mismo tiempo breve, y que desde luego invita a conocer Creta .Se nota que os ha gustado y os habéis sentido como en casa… Estupendo!

    1. A vosotros os encantaría, una isla tiene de bueno que puedes combinar cultura y descanso. Haciéndolo en coche por tu cuenta, tú marcas el ritmo. Ánimo y a por Creta!! Y la gastronomía sin duda es un plus.

Deja un comentario